¿Cómo combatir la hipersensibilidad dental?

Cuando acuden a nuestra clínica dental en Móstoles muchos clientes nos preguntan por la hipersensibilidad dental y por qué les afecta especialmente al consumir determinados alimentos o en unos momentos específicos.

La hipersensibilidad dental no está considerada una enfermedad como tal, sino una molestia y es precisamente por eso que a veces no se le da la importancia que tiene. Pero existen productos y consejos para minimizarla y evitar esas molestias.

Se caracteriza por un dolor extremadamente agudo y perfectamente localizado que se da en el momento en que una o más piezas dentales entran en contacto con determinadas sustancias, por lo general a temperaturas muy bajas o muy altas, o ácidas. Pero también puede notarlo al lavarse los dientes o simplemente tocarlos.

El dolor proviene de la exposición de los túbulos dentinarios y esto puede deberse a motivos varios como un cepillado muy agresivo, malos hábitos bucales o una ingesta excesiva de alimentos ácidos.

De hecho es una molestia que sufre más del 15% de la población adulta, con especial incidencia en las personas de entre 30 y 40 años.

Cómo proceder

Al igual que ocurre con cualquier otra complicación bucal que puedan tener nuestros pacientes lo primero es realizar un diagnóstico adecuado cuando acuden a Atlas Centro Médico. De este modo se descarta que haya otro tipo de problemas.

El dentista evaluará la situación y a partir de ahí determinará cuál es el mejor tratamiento a seguir para hacer frente a la hipersensibilidad dental. Puede realizarlo en nuestra clínica dental de Móstoles o el propio paciente en casa.

En caso de decidir la ambulatoria incluye el uso de cremas dentales, sprays o colutorios que contienen flúor y potasio. Deberán aplicarse después de cada cepillado y durante la siguiente media hora no se podrá comer ni beber, para facilitar que estas sustancias protejan los túbulos dentinarios.

Cuando la hipersensibilidad dental es más grave es recomendado optar por un tratamiento en la propia clínica. En esta será el dentista el que aplique productos elaborados también con flúor y potasio, entre otros, pero en concentraciones más elevadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *