clínica dental en Móstoles

TAC dental: ¿para qué sirve?

En nuestra clínica dental en Móstoles las nuevas tecnologías juegan un papel determinante a la hora de garantizar al paciente el éxito del tratamiento al que tenga que someterse. En este sentido, uno de los avances que más beneficios ha reportado a la práctica dental es el del TAC.

Son las siglas de Tomografía Axial Computerizada y es fundamental a la hora de realizar un diagnóstico preciso y una buena planificación de cada tratamiento. Se trata de un aparato que utiliza rayos X para obtener imágenes en tres dimensiones de los dientes y de los huesos maxilares (superiores e inferiores) de nuestros pacientes.

No estamos hablando de una radiografía panorámica tradicional, es importante no confundir ambas pruebas. Mientras que con el TAC obtenemos imágenes en tres dimensiones, con la radiografía convencional no. En el caso de nuestra clínica, contamos con un equipo de última generación que trabaja con una radiación mínima y que por lo tanto es muy seguro para el paciente.

¿Para qué sirve?

Gracias al TAC, en Atlas Centro Médico y Dental podemos realizar un estudio radiológico completo de la boca del paciente teniendo en cuenta que nos permite obtener imágenes de las estructuras dentales y óseas. De este modo, el dentista o el cirujano maxilofacial podrán planificar minuciosamente un tratamiento que precisa cada persona que pasa por nuestra consulta.

Es importante resaltar además que el TAC no tiene cabida en todos los procedimientos dentales. Por ejemplo, se usa de forma mayoritaria en el campo de la implantología pero no en otras especialidades. En este caso, permite determinar la posición exacta en la que se va a colocar el implante en el hueso y ver el estado de la raíz del diente.

Gracias al TAC podemos también comprobar la dimensión ósea del paciente y determinar si cuenta con suficiente hueso para llevar a cabo la intervención o si hay que echar mano de alguna técnica de regeneración de hueso.

El TAC sirve también para comprobar el estado del nervio dental inferior y proceder a la extracción de las muelas del juicio con las máximas garantías posibles. También se recurre a esta prueba ante tratamientos de ortodoncia, tanto con brackets como con alineadores Invisalign, si existe un canino incluido. Gracias al TAC podemos planificar el tratamiento de tal modo que se logre que ese diente baje a la posición correcta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *