Tu Salud Ocular en Verano

Es en el verano, cuando más enfermedades oftalmológicas aparecen, leves y graves, debido a numerosos factores, como pueden ser el cloro de las piscinas, los rayos ultravioletas (UV), la sal del mar, etc, con lo cual, no es la época más adecuada para dejar de acudir a nuestra clínica oftalmológica para realizarnos una revisión lo más completa posible.

El uso de aire acondicionado junto con una mayor exposición al sol, pueden provocar sequedad ocular o lo que popularmente se conoce como “ojo seco“, con especial incidencia en los usuarios de lentillas, los operados de cataratas o de cualquier otra cirugía ocular.

La protección UV (ultravioleta) en las gafas permitirá no exponer los ojos demasiado tiempo a la luz solar e impedir la visión borrosa, que también es un problema que encontramos con el agua de las piscinas por producir irritación e infecciones.

Las largas horas de piscina pueden devenir en ojos rojos, picazón en los ojos, incluso en dolor en los ojos, y es preciso estar alerta ante esos síntomas para acudir lo antes posible a nuestra clínica oftalmológica de referencia, porque puede tratarse de conjuntivitis vírica, alérgica o bacteriana, y es muy contagiosa.

La mejor prevención para nuestra salud ocular, será no descuidar las visitas rutinarias al oftalmólogo, tratando de que no interfieran en nuestro período vacacional, por supuesto, pero siempre atajando con prontitud cualquiera de los síntomas anteriormente descritos acudiendo a nuestra clínica oftalmológica rápidamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *