Las nuevas coronas de porcelana sin metal han sustituido a las antiguas de metal-porcelana en las zonas estéticas de la boca naturales, mejora la estética desde el primer día y al largo plazo.

La cerámica sin metal es totalmente biocompatible. Son muy estéticas y muy cómodas para el paciente.

Con la cerámica sin metal escoge una solución de alta calidad que no se puede distinguir a simple vista de la estructura dental natural. La larga vida útil de estas restauraciones se atribuye sobre todo a la alta resistencia de los armazones de cerámica sin metal. Al carecer de estructura metálica dentro de la cerámica se evitaran los típicos bordes grises que aparecen cuando los metales sufren corrosión

En aquellas bocas donde faltan dientes y no se pueda colocar un implante dental podemos colocar puentes, que son varias coronas unidas.

916 17 19 26